7 consejos para un control de plagas efectivo

El control de plagas es una acción imprescindible para proteger la salud y el bienestar de todos. Aunque no hay que esperar a que aparezcan habitantes indeseables para proceder, es mejor realizar acciones preventivas que reduzcan sus posibilidades.

Todos los seres vivos necesitan un espacio en el que refugiarse para seguir viviendo, y los roedores o insectos no son una excepción. Por eso, sobre todo en el ámbito de las ciudades, estos organismos buscan un espacio que les proporcione alimento y un lugar en el que guarecerse, y en muchas ocasiones lo encuentran en nuestras viviendas. El problema es que a estos animales les pueden acompañar problemas para la salud de los seres humanos, por lo que es normal que no queramos compartir nuestro hogar con ellos.

Desde Pest Rapid control de plagas en Madrid nos dan algunas claves para reducir o acabar con este problema. En concreto destacan 7:

1- Si hay jardín, mantenlo bien cuidado

El jardín es uno de los espacios en los que ratones y otros animales pueden encontrar refugio con facilidad. Para evitar que esto suceda, lo mejor es asegurarse de que los árboles están bien podados y de que no haya madrigueras en todo el perímetro.

2- Revisar la fontanería

A veces, una simple gota de agua cayendo de forma regular es suficiente para que cucarachas y otros insectos tengan un espacio habitable. Revisar la instalación y asegurarse de que no hay ninguna filtración o fuga contribuye a reducir el riesgo de encontrarte con estas plagas.

3- Evitar darles de comer

Esto es evidente, pero en algunas ocasiones puedes estar alimentando una plaga sin apenas darte cuenta. Por ejemplo, puede que haya restos de comida en alguna parte, o que tengas la costumbre de dejar los platos sin fregar durante algún tiempo. Evita esto y asegúrate también de que todos los botes de comida están cerrados herméticamente.

4- Cuidado con la leña…

Si tienes una estufa de leña, lo mejor es que la tengas guardada en algún sitio que no esté pegada a la pared de la casa. En este material viven insectos como termitas, que si logran entrar podrían pasar de comer madera muerta a hacer lo propio con las puertas, los muebles o cualquier otra cosa de madera que haya en la casa.

5- …y con el aire acondicionado

En el interior de los aparatos de aire acondicionado podrían refugiarse insectos, aprovechando las condiciones que se generan. Por eso, abre de forma regular los aparatos para asegurarte de que no se ha formado ninguna colonia.

6- Sacar la basura

Al igual que con los platos y resto de comida, la basura puede ser una fuente de alimento para las plagas, por lo que es muy importante deshacerse de los desechos de forma habitual, mejor todos los días. Así, no habrá nada de lo que puedan alimentarse y buscarán otro sitio para vivir.

7- Contacta con una empresa especializada

Si a pesar de tus esfuerzos encuentras alguna plaga de insectos o roedores, llama a un profesional que se encargue de acabar con estos animales usando el método más eficaz para ello. Dependiendo del tipo de plaga será necesario fumigar, colocar trampas o aplicar otro tipo de sistemas de eliminación, prevención y control.